¿Cuánto duro la guerra de los 30 años?

Una de las guerras más conocidas de la historia, La Guerra de los Treinta años, se inició cuando un católico, Fernando II, en el año 1617, fue coronado como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de Bohemia, ante la oposición y descontento de la mayoría protestante, sobre todo calvinista, que solicitó apoyo a países extranjeros. Los dos concejales católicos y sus representantes, fueron tirados por una ventana del palacio, aunque sin consecuencias graves en su integridad física, cuando intentaban preparar el recibimiento del nuevo rey.

Esta disputa iniciada por motivos religiosos, pronto se desnaturalizó, ya que Francia, católica se unió a los protestantes de Holanda y Suecia, mientras que Alemania, luterana, pero con un gobierno católico, luchó junto a los estados católicos de España y Austria. Estos países privilegiaron más extender sus dominios, que los motivos religiosos. España apoyó a Fernando II, pues su rey, Felipe IV, era sobrino de aquél, y no pudo obviar su pedido de auxilio.

¿Que causo la guerra de los 30 años?

Los motivos fueron varios y muy diversos, entre los cuales se encuentran:

  • Causas religiosas: la más impórtate, sin duda. Los estudios historiográficos tradicionales decían que ésta era una guerra estrictamente religiosa, una forma de continuar los conflictos que generó la reforma protestante desde el primer tercio del siglo XVI. No obstante, desde hace unos años y hasta la actualidad, los historiadores ya plantean el hecho de que la Guerra de los Treinta Años es mucho más que un conflicto entre católicos y protestantes. A pesar de esto, es cierto que uno de los principales factores que desembocó en la guerra fue el nombramiento de un católico como nuevo emperador del Sacro Imperio, Fernando II.
  • Causas políticas: Si bien es cierto que se formaron ligas de alianzas en base a la confesionalidad religiosa (la liga protestante y la liga católica), los intereses políticos están siempre detrás de cualquier conflicto bélico.
  • Causas económicas: Para entender los intereses económicos que podrían tener las potencias europeas beligerantes en esta contienda militar, hay que comprender la importancia de la zona en conflicto: el mar del Norte y la zona del Báltico. Hay numerosas rivalidades por el control del tráfico comercial de estas zonas, de las más importantes durante la Edad Moderna. Suecia, Dinamarca y Holanda, que en principio eran aliadas por ser de religión protestante, son rivales por el dominio económico de estas zonas.

¿Cuánto tiempo duro la guerra de los 30 años?

Valga la redundancia esta guerra duro 30 años justos, de allí su homónimo. El conflicto tuvo lugar en la primera mitad del siglo XVII, entre los años 1618 y 1648.

Si te han gustado este artículo ¿Cuánto duro la guerra de los 30 años?, nos harías un gran favor ayudándonos a seguir adelante y publicar nuevas duraciones cada semana, tan sólo te pedimos que compartas este artículo en cualquiera de las redes sociales que puedes encontrar a continuación y con eso nos damos por contentos :). Gracias por visitar nuestro sitio.


¡Comparte este artículo ¿Cuánto duro la guerra de los 30 años?!

Deja por aquí un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *