Saltar al contenido

¿Cuánto dura la carne congelada?

La carne es una de las principales cosas que van a la nevera, para que el proceso de descomposición sea menor. Meter la carne en el congelador no detiene este proceso, sólo lo retrasa. Te aconsejamos guardar tus alimentos pero no durante mucho tiempo, ya que se recomienda consumir los alimentos lo más natural y frescos posibles. La carne, el pollo, el pescado, el cerdo. Todas estas carnes se pueden meter en el congelador bien sea cocidas como crudas, pero no todo el mundo sabe cuánto dura la carne congelada en el congelador y es lo que vamos a explicar hoy en este nuevo artículo.

El tiempo de cada carne varía dependiendo de su porción y del animal del cual vengan. Depende principalmente de la grasa. El porcentaje de grasa en la carne es la diferencia del tiempo que pasen en el congelador. A mayor grasa menor tiempo puede pasar en el congelador antes de comenzar a echarse a perder.

Tiempo de las carnes en el congelador

Si está cocida, ya preparada con su respectivo adobo, esta tendrá un periodo de menor duración en el congelador. La carne de pollo y de pescado son las que más duran, de 3 a 4 meses congeladas. Si solo están en el refrigerador serán unos 4 o 5 días. Luego viene la carne de res, en el congelador dura unos 3 meses, en el refrigerador varia de cómo haya sido su preparación, usualmente hasta 3 o 4 días. El tocino, el salchichón las chuletas y todos los derivados del cerdo son los que menos duran, tanto en el congelador como en la nevera. De 2 semanas a 2 meses en el congelador y 2 a 3 días en la nevera.

Si lo congelas crudo ya cambia por completo. El pollo guardado puede durar hasta 1 año. La carne congelada puede durar de 4 a 10 meses y el cerdo puede ser guardado hasta 3 meses.

Dato importante cuando saques los alimentos congelados:

No los cocines al momento. Déjalos descongelar a temperatura ambiente, preferiblemente de 6 a 8 horas. De esta manera cuando los cocines tendrán un mejor sabor. Si no tienes tiempo los puedes meter en una olla con agua e ir cocinándolos. Esto acelerará el proceso sin perder tanto el sabor de los alimentos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *